CENTRO CULTURAL SAN FCO.SOLANOCENTRO CULTURAL SAN FRANCISCO SOLANO
CENTRO CULTURAL SAN FRANCISCO SOLANO. CINCO AÑOS YA! ¡COMO PASA EL TIEMPO!.

    CINCO AÑOS YA! ¡COMO PASA EL TIEMPO!




    CINCO AÑOS YA! ¡COMO PASA EL TIEMPO!

    Por EDITOR 15 mayo, 2016

    15M Bruselas.

        Nuestra asamblea nace el 20 de mayo de 2011, tras la primera acampada espontánea en Madrid. Ese día se dio cita por primera vez el embrión de lo que sería la asamblea del 15M en Bruselas. La convocatoria de la primera concentración, convocada a través de las redes sociales, reunió a más de 300 personas en el Parque Frère Orban, situado al lado de la embajada española.

        A partir de ese momento siguieron unos meses efervescentes. Casi todos los días celebrábamos asambleas cada vez más numerosas, y fuimos estableciendo todo un sistema de organización basándonos en el de otras ciudades del Estado. La gente se empoderó, las personas que creían que no les interesaba la política se dieron cuenta de que eran parte de ella y, lo más importante, que eran parte de la solución al problema. Formamos diferentes comisiones de trabajo y nos mantuvimos en contacto con el resto de acampadas a través de las redes sociales.

        El 15M Bruselas comenzó a trabajar con la sociedad civil belga meses antes de la cita global del 15 de octubre de 2011. No fue un trabajo fácil, ya que nuestras formas de trabajar e incluso de pensar eran diferentes, pero fue una relación muy enriquecedora. De hecho, fruto de este trabajo y esfuerzo, el 15 de octubre sacó a más de 10.000 personas a la calle en Bruselas. Esta manifestación solo fue el colofón a una semana mágica, difícil y fascinante en la Universidad del Ágora. Durante siete días la gente vino a escuchar, a aportar ideas, discutir, reflexionar sobre diferentes temas… Lo que se llama la inteligencia colectiva en estado puro.

        Durante estos años hemos estado en contacto no solo con los movimientos sociales locales, sino también con los de diferentes nacionalidades, y todos con un objetivo común: cambiar la realidad política con la que nos encontramos a nivel europeo y global. Es estimulante ver cómo tras estos años los colectivos belgas (como Toute Autre Chose o Nuit Debout Bruxelles) siguen interesados por nuestras dinámicas de trabajo. Sin duda, las acampadas impulsadas por el 15M en Bruselas durante 2011 supusieron un hito importante en la historia de las movilizaciones en la capital belga.

        El tiempo pasa y es muy difícil mantener la misma energía, pero lo que no ha cambiado es el entusiasmo y las ganas de cambiar las cosas. A pesar de que hemos visto cómo las asambleas decrecían en número, hemos seguido reinventándonos y utilizando diferentes herramientas para seguir trabajando. Desde un principio fue fundamental ser capaces de desarrollar una crítica de la sociedad, y para ello seguimos organizando talleres sobre diferentes temas, un cinefórum y debates previos a las elecciones.

        En 2013 nos reinventamos. A partir de la convocatoria No Nos Vamos, Nos Echan, nacía la llamada Marea Granate, de la que el 15M Bruselas formó parte desde el inicio. A través de nuestro nodo, trabajamos en esta red transnacional para conseguir un cambio legislativo del sistema de voto, para acabar con la exclusión sanitaria y reducir la precariedad laboral a la que se nos condena cuando salimos fuera. Día a día, compaginamos estas tareas con otras muchas luchas más amplias, como por ejemplo la cuestión de la expulsión de ciudadanos europeos de Bélgica, cuyo debate hemos sido capaces de llevar hasta el Parlamento Europeo. Hemos presentado propuestas a la Comisión Europea sobre temas de ciudadanía, hemos participado en proyectos de defensa de los inmigrantes y refugiados, hemos actuado en contra del TTIP… En fin… Desde el 15M Bruselas hemos seguido en la calle durante cinco años (cinco años ya, ¡cómo pasa el tiempo!) y seguiremos los años que hagan falta hasta que efectivamente consigamos el cambio que buscamos.
        .